El Valle de Bianya

El municipio lo forma el valle de Bianya, drenada por la riera de Bianya. El término también comprende el antiguo municipio del valle del Bac, en la cabecera de la riera de Oix, y la cabecera y la vertiente derecha del arroyo de Castellar. Las principales montañas del término son el coll de Caubet, el Puigespunya y la sierra de Sant Miquel del Monte al sur; la sierra de Malforat (entre el valle de Bianya y del Bac), y el puig d’Ou, en el límite con el Ripollès, en el norte. El bosque, de roble pubescente, de encina y de pino rojo y los pastizales ocupan unas 7.000 hectáreas. Aunque menos presentes, en la zona de ribera crecen chopos, acacias, sauces, gatillos y alisos. Toda una variedad que hace del Valle de Bianya una zona privilegiada donde el paso de las estaciones reflejan perfectamente el paso del tiempo.

Uno de los aspectos más interesantes del Valle de Bianya es su patrimonio histórico-cultural, empezando por la vía romana de Capsacosta. Llamada desde época prerromana Vía Annia (de ahí el nombre del valle), parece que era un ramal secundario de la Vía Augusta, el gran eje de comunicación que unía Roma con Cádiz cruzando los Pirineos.

El único tramo de toda la Vía del Capsacosta que se ha conservado en muy buen estado transcurre entre Sant Pau Vell, en el término municipal de Sant Pau de Seguries-Ripollès y el Pas dels Traginerss, en el Valle de Bianya-Garrotxa, con una longitud total de 8 kilómetros. A lo largo de su recorrido se pueden contemplar los tramos empedrados de la Vía con los elementos relacionados directamente con la construcción del camino, como los desagües de agua, la cantera de extracción para la construcción de la Vía, puentes, reservorios de agua, hostales. La Vía es considerada un Bien Cultural de Interés Nacional. También es digno de mención todo el conjunto de iglesias románicas ubicadas a lo largo del valle, entre las que destacamos Sant Andreu de Porreres, Sant Feliu del Bac, San Martí del Clot o Sant Pere Despuig, otra excusa para pasear en bicicleta por Valle y detenerse a contemplar estos interesantes monumentos del pasado. Para más información, el visitante puede dirigirse al Centro de Interpretación de la Vall de Bianya.

Por otro lado, El Centro Logístico de Bicicletas ofrece los que quieran una maravillosa ruta en bicicleta por el valle, con la que podrán disfrutar de una mezcla de deporte, naturaleza y cultura digna de ser recordada.