Consejos para evitar robos

Debido al aumento de las denuncias por robo de bicicletas en Barcelona el año pasado, ​​los Mossos impulsaron la campaña «No me regales. Átame bien» en el que se ofrecen unos consejos para evitar el robo de bicicletas. Esta iniciativa cuenta con unos carteles y trípticos en los que se incluye un carné que permite conservar los datos de identificación de las bicicletas (marca, modelo, color y número de bastidor). Además, se dan una serie de consejos para evitar malas pasadas.
Para empezar, en la vía pública escoge los espacios de aparcamientos más frecuentados para que la bicicleta quede a la vista de todos y sea menos vulnerable, atándola correctamente y, a ser posible, usar dos candados. En primer lugar, un candado principal que ligue la rueda delantera y el cuadro a un elemento rígido y fijo. Los candados más seguros son los rígidos de tipo U. En segundo lugar utiliza un candado secundario que ligue el asiento y otros accesorios con el cuadro y la rueda trasera (en este caso se puede escoger un candado más sencillo y portable que el anterior) . En casa esposa igualmente la bicicleta dentro del garaje o trastero y evita dejar las llaves en un lugar accesible.
Respecto a la compra y el registro evita siempre comprar bicicletas de segunda mano sin contrato ni factura, podría ser robada. En caso de duda se puede consultar su estado en la web de los Mossos. Por esta razón, conserva siempre la factura de compra de la bicicleta y comprueba que constan los datos básicos que la identifiquen: la marca, el modelo, el color y sobre todo el número de serie del cuadro. Esta información será muy útil en caso de pérdida o robo. El número de serie del cuadro viene marcado de fábrica en el bastidor de la bicicleta y se puede encontrar normalmente debajo de la caja del pedal.
Puedes complementar este sistema con otros más sofisticados que algunos ayuntamientos ofrecen a través de empresas especializadas. Permiten registrar a su nombre en caso de pérdida o robo. En todo caso, puedes anotar el número de serie del cuadro en otros lugares como en el casco o en la ficha que se incluye en los trípticos facilitados por los Mossos.
En caso de robo de la bicicleta hiciera la denuncia en la dependencia policial más cercana, aportando el DNI, pasaporte, NIE o permiso de conducir. Si puede ser también la factura de compra y, si no se dispone, datos sobre la marca, el modelo, el color y los rasgos característicos, así como el número de registro y la empresa especializada en caso de haber marcado y registrado complementariamente su bicicleta. Una fotografía si es posible.
Esperamos que esta información sea útil.